Derribando mitos sobre la toxina botulínica – Business Empresarial

Negocio Negocio.- Muchos creen que el botox o toxina botulínica Es un tratamiento que anula la expresión facial y dificulta la gesticulación; sin embargo, este concepto erróneo puede alejarnos de los verdaderos beneficios comprobados para mejorar nuestra apariencia sin perder la naturalidad y armonía del rostro.

Para empezar a despejar estas dudas sobre la toxina botulínica, el Dr. Etoile Silveira, del Centro de Medicina Estética de la Clínica Ricardo Palma, destaca que este tratamiento no es peligroso ni distorsiona la expresión del rostro, todo lo contrario, ya que uno de sus beneficios más notables es la prevención de la aparición de arrugas.

“La toxina botulínica (Botox) es un neuromodulador utilizado en medicina estética para tratar las arrugas dinámicas. Estas líneas se forman por la contracción repetida de nuestros músculos, ya que con el tiempo la piel pierde elasticidad y da paso al marcaje. Así, el bótox nos ayuda a prevenir las arrugas provocando una relajación muscular sin perder la expresión, explica la especialista.

En este sentido, la Dra. Silveira explica algunos de los mitos erróneos sobre este tratamiento:

MITO 1: ¿El Botox puede paralizar el rostro o deformarlo?

No, cuando el Botox es aplicado por un profesional médico capacitado, no causará ningún problema. Existen parámetros anatómicos y fisiológicos que están protocolizados para el uso de la toxina botulínica y estos son utilizados por los especialistas que administran el producto.

MITO 2: Cuando desaparece el efecto del Botox, ¿las arrugas se vuelven más pronunciadas?

Ya no hablarán. Las arrugas solo tendrán el mismo aspecto que antes, a medida que los músculos recuperen su fuerza y ​​movimientos normales.

MITO 3: ¿La toxina botulínica funciona de la misma manera que los rellenos?

No, el Botox actúa sobre las arrugas dinámicas relajando el músculo.

MITO 4: ¿Solo las mujeres mayores de 50 años pueden aplicarse la toxina botulínica?

El uso de la toxina botulínica comienza aproximadamente a los 25 años, todo dependerá de los factores genéticos del paciente y de los cuidados previos de la piel. Para los más pequeños está el baby botox, que es un protocolo que utiliza menos unidades de toxina.

MITO 5: ¿La aplicación de Botox es dolorosa?

El bótox es un tratamiento indoloro ya que no es invasivo. Se realiza mediante microinyecciones donde solo se sentirá un pequeño pinchazo.

Estos son algunos de los mitos más comunes que tienen los pacientes sobre el tratamiento. Así que atrévete y disfruta de este seguro procedimiento con resultados muy satisfactorios para toda la zona de la frente, entrecejo y patas de gallo.

Continuar leyendo: Derribando mitos sobre la toxina botulínica – Business Empresarial