la mesa de los chicos y la de grandes

La autora sugiere que no hay una verdadera integración de las mujeres en la industria Web3 si son relegadas a espacios separados.

Por Paula Vigliano, cofundadora de Pala Blockchain

07/12/2023 – 10:13 am

Mujeres en Blockchain: "la mesa de los niños y la mesa de los mayores"

Durante la época de fiestas y celebraciones, cuando yo era pequeña, los mayores nos reuníamos en una mesa, mientras nosotros, los niños, ocupábamos otra más pequeña. Esta imagen, aunque nostálgica, refleja una realidad actual en la emergente industria blockchain.

El dominio Web3, en particular, se ha convertido en un territorio sutilmente exclusivo, donde Las mujeres buscan hacerse un lugar legítimo para sí mismas. en una mesa que muchas veces parece reservada para los “mayores”.

Para 2024, se espera que la comunidad mundial de desarrolladores de software supere los 28 millones. Sin embargo, en este crecimiento exponencial, las mujeres constituyen sólo el 8%..

En el mundo Web3, especialmente afectado por la reciente tendencia a la baja del mercado, sólo 21.300 desarrolladores estuvieron activos el mes pasado. Si extrapolamos estas cifras a las mujeres, con suerte estamos hablando de apenas mil en todo el mundo.

Mujeres en Web3

Entonces surge una pregunta crítica: ¿estamos realmente satisfechos con relegar a las mujeres a espacios separadosComo las famosas DAO o fundaciones de mujeres, donde se limitan a dialogar sólo entre ellas, ¿qué foros para una participación real en la industria?

La autora se pregunta cómo motivar a más mujeres a ingresar a la tecnología

La autora se pregunta cómo motivar a más mujeres a ingresar a la tecnología

La creación de espacios “exclusivos para mujeres” en la Web3, lejos de mejorar la visibilidad y las oportunidades, frecuentemente resulta en nichos aislados que no contribuyen significativamente a la diversidad. Este enfoque, aunque bien intencionado, sólo perpetúa una división que no tiene cabida en una industria conocida por su innovación y apertura.

El reciente escándalo de un evento de desarrolladores, con entradas que rondan los 800 dólares y que incluía a tres ponentes mujeres (dos de las cuales resultaron ser perfiles falsos generados por inteligencia artificial) no sólo socava la credibilidad del evento sino que pone de relieve el problema de la representación femenina en el sector. : las mujeres terminan siendo un problema para cubrir un cupo. La idea no es generar talentos, sino llenar los cupos.

Más allá de la representación numérica, el quid de la cuestión reside en la calidad de las oportunidades ofrecidas a las mujeres. La auténtica diversidad surge no de la segregación, sino de una compromiso conjunto y deliberado de todos los actores del ecosistema para cultivar un entorno inclusivo.

La solución no se logrará a través de cuotas de género, sino reconociendo y apoyando el talento femenino. La clave es la educación y el desarrollo profesional enfocados en generar oportunidades de liderazgo donde las mujeres no sólo sean bienvenidas, sino esenciales.

Un espacio conjunto

Mirando más allá de Web3, encontramos casos inspiradores como el de la cámara Fintech, donde líderes de la industria, sin distinción de género, comparten la mesa en la toma de decisiones. Este es el estándar a emular: un entorno donde no haya mesas divididas por género, sino un foro unido para el intercambio de ideas.

Paula Vigliano, cofundadora de Pala Blockchain

Paula Vigliano, cofundadora de Pala Blockchain

Es imperativo reevaluar cómo las juntas directivas pueden descubrir y promover el talento femenino. Requerimos programas de formación técnica que empoderen a las mujeres en campos como el desarrollo front-end y la usabilidad, que son una excelente puerta de entrada a perfiles más técnicos. La pregunta es: ¿Cómo motivamos a las mujeres a iniciarse en tecnologías como Bootstrap? ¿Y luego pasar a lenguajes más avanzados como Python?

En Argentina, la falta de una política educativa STEM definida es un llamado a la acción para la industria. No anhelamos una mesa separada; Aspiramos a ser parte integral de la mesa principal.

Nuestro objetivo es conseguir que nuestras profesionales de la tecnología, “las chicas de los sistemas descentralizados”, estén al lado de quienes perfilan el futuro de la industria. Sólo así conseguiremos que refleje verdaderamente nuestra diversidad y promueva el talento.

Juntos podemos poner fin a la era de las mesas separadas y comenzar a construir un espacio único, más grande y con perspectivas más diversas. Nuestro desafío es hacer que la igualdad de oportunidades deje de ser una aspiración y se convierta en una realidad palpable.


Continuar leyendo: “la mesa de los chicos y la de grandes”