La polémica por el juego del “chancho enjabonado”, la visión de tradicionalistas y animalistas

La sanción de un Decreto en Malargüe que regula la “Juegos tradicionales y de rienda” generó un fuerte controversia qué lejos está del silencio. La inclusión de “jabonoso cerdo” y “la corrida de pollos” como un juego de habilidad fueron los puntos conflictivos.

mientras de Grupos costumbristas garantizan que “no hay maltrato al animal” y comentan que “es una actividad que ni siquiera es común”, en el extremo opuesto se encuentran las asociaciones protectores de animales, que están dispuestos a ir al Supremo de Mendoza para reclamar la inconstitucionalidad de la norma porque ambos juegos “tachan la crueldad”.

El juego de la polémica

O El juego del cerdo enjabonado consiste en engrasar al animal con algún producto resbaladizo, tirarlo en una propiedad y buscarlo para recogerlo.🇧🇷 El que lo captura es el ganador.

Ahora, según se mire, algunos detalles cambian. Sociedades protectoras afirman que son cerdos que se llenan de detergente y es una avalancha de gente que se lanza sobre el animalito para capturarlo.

En cambio, los miembros de la Grupos tradicionalistas, que ya presenciaron el juego en algún momento, señalan que utilizan jabón blancode ahí el nombre, y también pequeños grupos de personas que participan o incluso individualmente.

Regular los juegos de habilidad

La ordenanza aprobada por unanimidad por el Concejo Deliberante de Malargüe para regular las fiestas de destrezas y juegos tradicionales se dio luego de un conflicto que se desató hace casi tres meses.

En los primeros días de septiembre, la comuna, junto con la Policía y el Juez de Faltas, suspendieron una reunión de peritos por no contar con las autorizaciones necesarias para su realización.

A partir de ese momento, integrantes de los grupos y centros tradicionalistas malargüinos comenzaron a trabajar en conjunto con los regidores para desarrollar un marco normativo y culminaron con la elaboración de la norma.

“Después del conflicto que se desató con la suspensión de una reunión, empezamos a trabajar para tener una norma que regule la actividad y así ya no tener ningún inconveniente. También lo hicimos para que todo esté enmarcado legalmente, incluso pagando impuestos”, explicó a Los Andes Araceli Flores (27), integrante del grupo Amanecer Crioulo.

Para evitar confusiones, “tuvimos que romper los trucos, juegos de riendas, entre otros, y también se usó lo del chancho enjabonado porque es algo que existe”, explicó Flores, y agregó enfáticamente: “Alguien lo inventó en algún momento, pero es algo que ahora no se ve. No es habitual. Incluso las imágenes que se difundieron no son de Malargüe”.

En tanto, el Consejo Deliberante explicó que en el artículo 9 se detalla que “todo lo que se haga deberá respetar la ley de protección animal”.

rechazo y critica

Desde la sanción de…

Continuar leyendo: La polémica por el juego del “chancho enjabonado”, la visión de tradicionalistas y animalistas