Podría volver uso obligatorio de mascarillas

El sábado 26 de noviembre, el Ejecutivo tuvo su peor derrota dentro del Legislativo. De 130 congresistas, solo 10 votaron a favor del Gobierno, mientras que 98 votaron a favor de aprobar una demanda constitucional contra el Presidente. Solo hubo 4 abstenciones, mientras que 18 no votaron.

Menos de la octava parte del Congreso apoyó a Pedro Castillo y menos de la cuarta parte de las bancadas que forman parte de este gobierno lo defendieron. Por primera vez, la mayoría de los parlamentarios que dicen ser de izquierda han hecho una santa alianza con todo el resto de la derecha contra esta administración que dicen apuntalar.

Y, lo que han aprobado es muy grave: solicitar una medida cautelar y una demanda jurisdiccional contra el presidente.

Abandonan a Castillo y Sánchez.

De las 5 bancadas oficialistas, sólo los 5 diputados de Perú Bicentenario apoyaron unánimemente a Castillo. El Perú democrático se disparó en varias direcciones. Guillermo Bermejo fue el único de sus integrantes que apoyó a Castillo, mientras que otros 4 se abstuvieron o no votaron.

Héctor Valer, quien fue su primer vocero y luego primer ministro, renunció al PD cuando el primer ministro Aníbal Torres estaba a punto de presentar su pregunta de confianza. Valer ha sido el primero en formular una acusación constitucional contra él, quien, a su vez, fue anteriormente su ministro de Justicia.

Valer se ha convertido en el congresista donde todo vale. Elegido en la lista de Renovación Popular, la más ultraderechista, hoy saluda al “Hayismo Leninismo”. Sin embargo, Valer también dice ser anticomunista y del Opus Dei. Hizo campaña por Keiko Fujimori contra Castillo y apoyó los intentos de López Aliaga y Montoya de llamar a las Fuerzas Armadas. para impedir su entrada al Palacio.

Ninguno de los 4 compañeros de la bancada Cambio Democrático de Roberto Sánchez (único ministro que ha estado siempre en el Gobierno) apoyó a la cabeza del partido Juntos Por el Perú, lo que los llevó a sus actuales escaños. Todos ellos votaron con el resto de la derecha, al igual que los 10 diputados del Bloque Magisterial, con excepción de Pasión Dávila (que apoyó a Castillo) y Paúl Gutiérrez, que estuvo ausente. Esto último es algo muy serio, ya que este es el banquillo más cercano al maestro Presidente.

Edgar Tello escribió que Castillo “no podría provocar la censura de gabinetes ministeriales para intentar cerrar el Congreso, ya que incurriría en violación y acusación constitucional. Necesitamos ministros de consenso que se pongan la camiseta de Perú y resuelvan los problemas del pueblo”. En dicho Twitter advierte al jefe de su movimiento magisterial que puede ponerse del lado de la oposición si busca cerrar y renovar. el Parlamento actual. Para Tello, la salida es hacer cada vez más concesiones a la extrema derecha para calmarla, aunque el problema es que nada de eso la satisface. Es más, el hecho de que…

Continuar leyendo: Podría volver uso obligatorio de mascarillas